Publicidad

Bienvenidos

El Faro de Moncloa en Madrid está todavia cerrado - SIN FECHA DE ABRIR

El Faro de Moncloa in Madrid is still closed - WITHOUT AN OPENING DATE

El faro de Moncloa, pendiente de un acuerdo inminente con la Complutense

· El Consistorio debe regularizar la situación del suelo para poder sacar un concurso de explotación

· Pagará 80.000 euros de canon anual a la universidad por la cesión del terreno durante 75 años

Gallardón y Berzosa, en la supuesta inauguración en febrero de 2010. / AYUNTAMIENTO DE MADRID
Foto: Gallardón y Berzosa, en la supuesta inauguración en febrero de 2010
AYUNTAMIENTO DE MADRID

“Aquí no se mueve nada. Dijeron que en verano, pero ya ve”, cuenta un guardia de seguridad del vecino Museo de América que ha salido a fumar. Señala a las lonas oscuras, algunas ya con graffitis, y a las verjas metálicas que rodean la base del faro. “Yo creo que ni ellos saben cuándo lo van a abrir”. Una trabajadora de mantenimiento se asoma por el roto de una lona y se encoge de hombros por toda respuesta. El faro de Moncloa está ahora como estaba hace un año. Acabado. Y cerrado. Un portavoz del Ayuntamiento admite que las elecciones municipales han contribuido al retraso. También las del rectorado de la Complutense, con quien el Consistorio necesita suscribir un convenio ya que la que fue torre de comunicaciones municipal está construida en su suelo.

Ese convenio, aseguran fuentes tanto de un lado como del otro, está a punto de firmarse. Era necesario, explican, porque el nuevo faro de Moncloa, que durante unos años cobró una entrada simbólica por subir al mirador (200 pesetas; los niños, 100), va a tener ahora un uso mucho más lucrativo. El Ayuntamiento tiene previsto sacar un concurso para que una empresa gestione las visitas al mirador, pero también una cafetería-restaurante (sin cocina, pero con una treintena de mesas en las que servir bocadillos, ensaladas...) a 92 metros y una terraza de verano en la base, que ya está ajardinada.

Para sacar ese concurso el Ayuntamiento necesitaba regularizar la situación del terreno, en el que levantó el faro sin que mediara convenio. Ahora, a cambio de cederle el suelo durante 75 años, la Complutense ha pactado un canon anual de 80.000 euros —destinados básicamente a mantenimiento y limpieza de la zona— y un porcentaje sobre los ingresos que le genere al Ayuntamiento. Será el 20% de lo que la concesionaria pague al Consistorio por explotar el recinto, explican fuentes conocedoras del texto.

Lee más del artículo de ElPais.com aquí...

El Faro de Moncloa Sigue Cerrado Hasta .... ¿?

El famoso "Mirador de Madrid" sigue cerrado sin cambio desde agosto 2011. Seguimos esperando que la Concejalía de Economía y Empleo, a través del Patronato de Turismo, se haga cargo de las instalaciones. Y ahora que estamos "en crisis" y hay mucho paro, muchos despedidos, ni sabemos cuando abrirá nuestro querido Faro de Moncloa de nuevo. Veremos a ver. Hasta entonces, abajo se ve nuevas fotos de las instalaciones - igual que las de hace unos meses.

El Faro de Moncloa y el Arco de la Victoria 2011

El Pico del Museo de América y el pilar del Faro de Moncloa de Madrid 2011

El Faro de Moncloa y el Museo de América 2011

El Faro de Moncloa de Madrid en obras 2011

El Faro de Moncloa de Madrid en obras 2011

El Faro de Moncloa está todavia "de vacaciones"

Parece que nuestro querido Faro de Moncloa está todavia de vacaciones. Ya estamos a punto de llegar al mes prometido (septiembre 2011) de "La Gran Apertura" y parece que nada ha cambiado con El Faro de Moncloa desde el año pasado - por lo menos por fuera. Como se ve del reportaje (abajo, con fotos) de noviembre 2010, se ve que el estado de El Faro de Moncloa está (parece) exáctamente igual que entonces.

Según este artículo de ElPais.com de enero 2011, "Las obras ya están terminadas y ahora solo hace falta que la Concejalía de Economía y Empleo, a través del Patronato de Turismo, se haga cargo de las instalaciones. Aún quedan unos cuantos meses para que se abra al público. Quizá a finales de septiembre o en octubre ya se pueda visitar." ElFarloDelMoncloa.com estará ahí cuando se abra y os contaremos.

El Faro de Moncloa de Madrid en obras 2011

El Faro de Moncloa de Madrid en obras 2011

El Faro de Moncloa de Madrid en obras 2011

El Faro de Moncloa de Madrid en obras 2011

El Faro de Moncloa de Madrid en obras 2011

El Faro de Moncloa de Madrid en obras 2011

El Faro de Moncloa de Madrid en obras 2011

El faro de Moncloa vuelve a brillar

Termina la remodelación de la torre, que se abrirá en septiembre

El Faro de Moncloa de Madrid
Foto: La segunda vida del faro de Moncloa- SAMUEL SÁNCHEZ

Nació en 1992, el año de los Juegos Olímpicos de Barcelona -quizá por algo de envidia a la capital catalana-, como "símbolo del Madrid del año 2000", según dijo entonces el alcalde de la época, José María Álvarez del Manzano (PP). El faro de Moncloa, sin embargo, empezó pronto a ser cuestionado y pasó por varios problemas. Al poco de recibir Alberto Ruiz-Gallardón la vara de mando, en 2003, la torre de comunicaciones (que esa era su función inicial) fue languideciendo y sufriendo cierres periódicos, hasta el cerrojazo definitivo en agosto de 2008.

Casi 18 años después de su inauguración, el faro se ha lavado la cara, luego de una remodelación en dos fases que ha costado 5.650.000 euros. Las obras ya están terminadas y ahora solo hace falta que la Concejalía de Economía y Empleo, a través del Patronato de Turismo, se haga cargo de las instalaciones. Aún quedan unos cuantos meses para que se abra al público. Quizá a finales de septiembre o en octubre ya se pueda visitar.

La novedad más llamativa será la instalación de un restaurante en la zona del mirador y una terraza en la base, en una zona ajardinada que ya se ha habilitado. Precisamente, estos nuevos equipamientos son los que van a retrasar la puesta en marcha de las instalaciones, porque todo el trabajo de acondicionamiento y puesta al día ya está hecho.

Según cuenta el concejal de Hacienda, Juan Bravo, para poner en marcha los dos servicios de restauración es necesario un plan especial que exige una modificación del Plan General urbanístico, y que llevará un tiempo tramitar. Una vez que se apruebe, el Ayuntamiento convocará un concurso para la explotación comercial de la terraza, el restaurante y también las visitas al edificio, pues el Consistorio renuncia a gestionarlo de forma directa.

Salvo el mirador, el resto de la torre está constituida por el ojo hueco de los ascensores y una escalera en forma de espiral de tan sólo 80 centímetros. Este hecho resultaba peligroso porque el pasamanos de producía fuertes descargas de electricidad estática a quien lo tocaba. Ésta fue una de las razones por las que en agosto de 2005, a 13 años de su construcción y tras el incendio del edificio Windsor, el Faro fue clausurado por incumplir la normativa de seguridad del Ayuntamento de Madrid, que ampliaba hasta un metro la anchura mínima de las escaleras. Subir a lo más alto costaba un euro para los adultos y 50 céntimos para los niños.

Lee más del artículo de ElPais.com aquí...

El Faro de Moncloa sigue cerrado al público

Como se ve claramente en las fotos abajo, tomadas hoy mismo, el 2 de noviembre de 2010, el Faro de Moncloa de Madrid sigue cerrado. Está todavia en obras, cerrado, sin acceso ninguno, y nada de movimiento. El ascensor no subia ni bajaba. La torre está rodeada por una cerca de seguridad y sólo habia un coche aparcado dentro.

El Faro de Moncloa de Madrid en obras 2010

El Faro de Moncloa de Madrid en obras 2010

El Faro de Moncloa de Madrid en obras 2010

Paisaje aéreo de un Madrid sin grúas

Acaban las obras de remodelación del Faro de Moncloa, que abrirá en 2011

El mástil metálico olvidado entre arbolitos en el corazón de la Ciudad Universitaria volverá a lucir. Y con el haz luminoso barriendo los cuatro puntos cardinales de la ciudad, al menos volverá a tener sentido que se llame el Faro de Moncloa. Pero nada más. Hasta dentro de un año no pasará nada. No se sabrá a qué se dedica la undécima construcción más alta de la capital (95 metros). Lo que si se conoce es que tendrá una especie de i-pods gigantes, con un sistema de luces, que servirán para que la gente descifre la interminable vista de ladrillo que se abre ante sus ojos.

[....]

El faro ya albergó hace años un restaurante, pero al parecer no era muy estable y se decidió que dar comidas con un tembleque constante no era buena idea. Entonces quedó exclusivamente como mirador. Hasta que languideció y el endurecimiento de las normativas de seguridad obligó a su cierre. Ya está todo arreglado, aunque uno de los dos ascensores panorámicos se negase a ponerse en marcha a la hora convenida con los políticos. El edificio tiene ahora las escaleras de emergencia más anchas y un montacargas interno. Lee más del artículo aquí...

Hoy se inaugura el Faro de Moncloa tras sus obras de rehabilitación y con la posibilidad de albergar un restaurante

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, y la delegada del Gobierno en Madrid, Amparo Valcarce, inaugurarán hoy el Faro de Moncloa tras su rehabilitación y con la perspectiva de que esta infraestructura de vistas privilegiadas albergue un restaurante en su cúspide.

El acto, que se celebrará hoy a las 10.30 horas, contará también con la presencia de los portavoces de la oposición, David Lucas (PSOE) y Ángel Pérez (IU), así como con el rector de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), Carlos Berzosa.

El Faro, o Torre de Iluminación y Comunicaciones del Ayuntamiento de Madrid, fue inaugurado en 1992 para celebrar la Capitalidad Europea de la Cultura. Sin embargo, el paso del tiempo y la deficiencia de sus instalaciones hicieron necesaria una reforma, que ha durado diez meses y en la que se han invertido 3,27 millones de euros procedentes del Fondo Estatal de Inversión Local (FEIL).

El objetivo era adaptarlo a la normativa antiincendios y de accesibilidad, dada la estrechez de sus escaleras, y solucionar algunos otros problemas con la tensión eléctrica.

Así, se ha instalado un ascensor más ancho y un montacargas en el exterior para permitir la limpieza de la fachada, se han ampliado las escaleras, se han sustituido los acabados deteriorados y se ha habilitado un vestíbulo de acceso al ascensor principal.

Parte del presupuesto se ha destinado a adecuar los espacios ajardinados del entorno del faro, precintando el área donde hace meses fueron encontrados unos huesos para preservarlos hasta que el juez decida qué hacer con ellos.

Una vez puesto a punto, el Consistorio deberá terminar de definir, con el concurso del sector hostelero madrileño, si destina esta infraestructura a un restaurante de aperitivos fríos con una treintena de mesas en lo alto de la torre, tal y como lleva estudiando desde hace más de un mes. El proyecto podría incluir incluso una zona de terraza más o menos estable en los bajos del Faro, así como la mejora del acceso al cercano Museo de América.

El objetivo sería colocar una terraza con una estructura semirrígida que pudiera mantenerse al menos ocho o nueve meses al año con la que se complete la oferta del restaurante. Además, en este espacio se situaría también la cocina del nuevo local. El objetivo es poder adjudicar esta iniciativa antes del verano.

4,5 millones para reformar el Faro de Moncloa

La partida, del fondo local, adpatará el edificio a la normativa de seguridad y accesos

El Faro de Moncloa de Madrid

El Faro de Moncloa, construido hace 18 años, ilumina las infraestructuras que se levantan bajo sus pies plantados en la avenida del Arco de la Victoria, es el soporte de antenas de radio y telecomunicaciones y el mejor mirador para contemplar el sky line madrileño. Pero lleva más de tres años cerrado porque incumple la normativa de seguridad. Para adaptarlo y volverlo a abrir, el Ayuntamiento acometerá unas obras de modernización que durarán nueve meses y costarán 4.513.932 euros, con cargo al Fondo Estatal de Financiación Local. Las obras las dirigirá el mismo arquitecto que lo ejecutó en 1991, el madrileño Salvador Pérez Arroyo, y comenzarán de manera inmediata.

Tras las obras, el Faro estará adaptado a la normativa vigente en materia de seguridad, extinción de incendios y accesibilidad. Se sustituirá la escalera metálica interior de evacuación por otra de mayor anchura y la instalación de un nuevo ascensor para eliminar barreras arquitectónicas y como recurso en caso de emergencia. Además, pretende posibilitar nuevos usos en el edificio, para lo que se contempla la construcción de salas auxiliares, cuartos de instalacines, además de un vestíbulo que permitirá el acceso al ascensor principal. También los acabados del edificio, ya deteriorados, serán reemplazados.

Una barandilla que daba calambre

La reforma del Faro de Moncloa, aprobada el pasado jueves por la Junta de Gobierno, se suma a las otras 19 obras en edificios municipales que el Ayuntamiento financia en la actualidad. La Torre de Iluminación y Comunicaciones del Ayuntamiento de Madrid, nombre oficial del Faro de Moncloa, costó unos 2.000 millones de pesetas y se levantó para celebrar que Madrid fue capital europea de la cultura. Es una estructura de 110 metros de altura, situada en el distrito de Moncloa-Aravaca, y hoy ocupa el 11º lugar de las construcciones más altas de Madrid, seguida muy de cerca por el Edificio BBVA, en AZCA.

El acceso a la parte del mirador se efectuaba a través de un ascensor exterior acristalado que tardaba 20 segundos en llegar a la cima. En el mirador superior, en forma de media luna, hubo un restaurante. Al poco de su inauguración y debido al fuerte viento, algunas de las planchas metálicas que recubrían la torre situadas en las partes más altas, de varias toneladas, se desprendieron de la estructura y cayeron al suelo sin que hubiera que lamentar víctimas. Tras el acidente, se aseguraron las planchas con más remaches.

Salvo el mirador, el resto de la torre está constituida por el ojo hueco de los ascensores y una escalera en forma de espiral de tan sólo 80 centímetros. Este hecho resultaba peligroso porque el pasamanos de producía fuertes descargas de electricidad estática a quien lo tocaba. Ésta fue una de las razones por las que en agosto de 2005, a 13 años de su construcción y tras el incendio del edificio Windsor, el Faro fue clausurado por incumplir la normativa de seguridad del Ayuntamento de Madrid, que ampliaba hasta un metro la anchura mínima de las escaleras. Subir a lo más alto costaba un euro para los adultos y 50 céntimos para los niños.

Faro de Moncloa volverá a funcionar cuando se instale un nuevo ascensor, se amplíe la escalera y se adapte a la normativa

El Faro de Moncloa de Madrid volverá a abrir sus puertas dentro de nueve meses, cuando finalicen las obras de modernización de las instalaciones con la puesta en marcha de un nuevo ascensor, de un montacargas en la fachada exterior y la ampliación de las escaleras, con el objetivo de adaptarse a toda la normativa en materia de extinción de incendios y accesibilidad, según indicaron fuentes municipales a Europa Press.

Así, contando con la supervisión de Salvador Pérez Arroyo, el arquitecto que levantó el Faro hace ya 18 años, las obras comenzarán de manera inmediata, ya que el pasado jueves la Junta de Gobierno aprobó su proyecto de rehabilitación, que cuenta con un presupuesto de 4,51 millones con cargo al Fondo Estatal de Financiación Local del Gobierno central.

En concreto, se sustituirá la escalera metálica interior de evacuación por otra de mayor anchura, se instalará un nuevo ascensor para eliminar barreras arquitectónicas y como recurso en caso de emergencia, se instalará un montacargas de elevación por la fachada, se sustituirán los acabados existentes deteriorados y se habilitará un vestíbulo de acceso al ascensor principal.

Asimismo, se modernizarán todas las instalaciones existentes de tal forma que se consolide el carácter polivalente del edificio, por lo que hacia septiembre el Faro estará adaptado a la normativa vigente en materia de seguridad y accesibilidad.

Con la reforma, se modernizarán todas las instalaciones existentes de tal forma que se consolide el carácter polivalente del edificio. Así, los espacios del Faro posibilitarán nuevos usos tras la construcción de salas auxiliares y cuartos de instalaciones, si bien fuentes municipales indicaron a Europa Press que aún no están determinados.

Lo que sí está claro es que el Faro de Moncloa continuará iluminando las infraestructuras que se levantan bajo sus pies, plantados en la avenida del Arco de la Victoria, y seguirá siendo el soporte de antenas de radio y telecomunicaciones. Además volverá a ofrecer a madrileños y visitantes el mirador perfecto para contemplar el skyline madrileño.

PROBLEMAS DE SEGURIDAD

La Torre de Iluminación y Comunicaciones del Ayuntamiento de Madrid, nombre oficial del Faro de Moncloa, es una estructura de 110 metros de altura situada en el distrito de Moncloa-Aravaca, en la ciudad de Madrid.

Fue proyectada por el arquitecto madrileño Salvador Pérez Arroyo en 1990, se construyó en el año 1992 con un presupuesto de unos 2.000 millones de pesetas, y hoy ocupa el undécimo lugar de las construcciones más altas de Madrid, seguida muy de cerca por el Edificio BBVA, en AZCA.

El acceso a la parte del mirador se efectuaba generalmente a través de un ascensor exterior acristalado que tardaba 20 segundos en llegar a la cima. En el mirador superior, en forma de media luna hubo durante un tiempo un restaurante.

Fue una obra polémica porque según muchos expertos rompía la estética de la zona. Al poco de su inauguración y debido al fuerte viento algunas de las planchas metálicas que recubrían la torre situadas en las partes más altas, de varias toneladas de peso, se desprendieron de la estructura y cayeron al suelo sin que hubiera que lamentar desgracias personales, si bien hubo que añadir más remaches para reforzar la sujeción de dichas planchas.

Salvo el mirador, el resto de la torre está constituida por el ojo hueco de los ascensores y una escalera en forma de espiral de tan sólo 80 centímetros. Este hecho resultaba más peligroso si tenemos en cuenta que el pasamanos de dicha escalera producía fuertes descargas de electricidad estática a quien lo tocaba.

Ésta fue una de las razones por las que a tan sólo trece años de su construcción, en agosto de 2005 y tras el incendio del edificio Windsor, el Faro fue clausurado por incumplir la normativa de seguridad del Ayuntamiento de Madrid, que ampliaba hasta un metro la anchura mínima de las escaleras.

El Faro de Moncloa reformado abrirá de nuevo a principios de 2010

  • La torres lleva casi tres años y medio totalmente cerrada.
  • Las obras de su reforma integral se harán con cargo al dinero de ZP.
  • Hay que adecuarla a la nueva normativa de seguridad.

El Faro de Moncloa, cerrado desde hace casi tres años y medio, volverá a abrir dentro de un año gracias al Fondo Estatal de Inversión Local de Zapatero. Las obras para su reforma integral arrancarán en la primera quincena de marzo y finalizarán a principios de 2010. Fecha en la que se espera que esté listo para que el público lo pueda visitar.

Los trabajos consistirán "en una reforma integral" y el faro tendrá un "uso polivalente", según informaron ayer fuentes municipales. Aunque aún se desconocen las estancias que tendrá es probable que acoja un restaurante, un mirador o una sala de exposiciones. El coste del proyecto ascenderá a más de 4,5 millones de euros.

Cerrado desde 2005

La Torre de Iluminación y Comunicaciones del Ayuntamiento, más conocido como el Faro de Moncloa, se cerró en agosto de 2005 por "problemas con la electricidad estática, que provocaba calambres al público que se asomaba a la barandilla", como publicó 20 minutos.

Además de las descargas eléctricas, el faro tiene otro problema grave, porque no cumple la normativa de seguridad desde 2005, cuando, a raíz del incendio del edificio Windsor, la ley de seguridad se hizo más rigurosa.

La torre tiene 95 metros y antes del cierre subir a lo más alto costaba un euro a los adultos y 50 céntimos a los niños.

Algunas de las deficiencias del faro son que su escalera sólo tiene 80 centímetros de ancho, en vez de un metro, y que su sistema de climatización falla. Además, poco después de su inauguración el viento arrancó dos de las planchas que lo cubrían.

La torre fue construida en 1992 por el arquitecto Salvador Pérez Arroyo para celebrar que Madrid fue Capital Europea de la Cultura. Tiene una altura de 95 metros y subir a lo más alto costaba antes de su clausura un euro para los adultos y 50 céntimos para los niños.